La escuela pública se echa a la calle en el Estado español

ipales ciudades del país que sumaron decenas de miles de asistentes en Madrid, Barcelona, Sevilla, Palma de Mallorca, Murcia, La Coruña, Vigo, Zaragoza, Valencia o Alicante, entre muchas otras. En todas ellas se escucharon consignas contra los recortes, la reforma, contra “la privatización” de la Universidad.

En Barcelona —donde se reunieron por la 10.000 manifestantes, según la Guardia Urbana, y 100.000, según los sindicatos— , la marcha estuvo acompañada en todo momento por un importante despliegue de antidisturbios.

La huelga general de la enseñanza tuvo un amplio respaldo en la Comunidad Valenciana y mostró sus propias señas de identidad en las manifestaciones y concentraciones que se produjeron a lo largo del día en las capitales de provincia y en la mayoría de las comarcas.

Alrededor de 60.000 personas en Valencia, unas 20.000 en Alicante, en torno a 10.000 en Castellón y 1.500 en Elche, según los organizadores, acudieron a las manifestaciones que concentraron las energías de la protesta contra la LOMCE y los diversos recortes, económicos y humanos, que aquejan al sistema educativo valenciano. Más valenciano, más calidad, más dignidad eran algunas de las exigencias destacadas en la pancarta de la Plataforma de Defensa de l’Ensenyament Públic que presidía la marcha en Valencia, al final de la cual se pidió tanto la dimisión del ministro Wert como de la consejera María José Català. Todos los partidos de la oposición tuvieron destacada presencia en las manifestaciones de las tres provincias.

En general, mostraban un músculo reivindicativo que hacía tiempo había desaparecido de las calles valencianas en un gran número de convocatorias diversas.

Un nutrido grupo de interinos increpaba en Alicante: “Comisiones y UGT quien te ha visto y quién te ve”, mostrando así su malestar por el acuerdo suscrito entre estos sindicatos que firmaron la baremación de la bolsa de trabajo con la consejería de Educación.

En cifras globales, la Consejería de Educación situó en un 28% el seguimiento de la huelga en la enseñanza pública. Los sindicatos hicieron muestreos y a media tarde el mayoritario STEPV daba un 72% de profesorado en huelga y seguimientos del 73% y del 23%, por parte del alumnado y los administrativos, respectivamente. En la concertada, las cooperativas la secundaron mayoritariamente y bastante menos el resto.

Aquesta entrada ha esta publicada en ENSENYAMENT, MOVIMENTS SOCIALS. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s