RECONSTRUIR BRASIL TRAS EL GOLPE

Albert Sansano. Intersindical Valenciana

Original en català a Levante-emv

“Lo que la tragedia de 1964 y la farsa de 2016 tienen en común es el odio contra la democracia. Los dos episodios revelan el profundo desprecio de las clases dominantes brasileñas hacia la democracia y la voluntad popular.”

Esta frase, escrita por Michel Löwy el pasado més de mayo, resumía lo que ha venido aconteciendo en Brasil desde que Dilma asumió su segundo mandato en 2014.

Y es que en efecto la desestabilización del gobierno brasileño se puso en marcha desde el mismo momento en que el lider de los conservadores fue derrotado en las elecciones presidenciales. Las clases dominantes, acostumbradas a gobernar Brasil sin control alguno desde la época colonial, no podía consentir un nuevo periodo de profundas transformaciones sociales, de  reconocimiento como pais soberano y solidario, e impulsor de un proceso de integración regional, Mercosur, que amenazaba los mercados monopolistas.

Y buscaron fórmulas. La idea de la bota militar ya no era la salida. Sin embargo el precedente de Paraguay les hizo pensar en otras salidas: las dictablandas amparadas por parlamentos títeres. No olvidemos como el ensayo preliminar del golpe institucional a Fernando Lugo en 2012 después de meses de protestas y vetos contra los golpistas, normalizó su escenario internacional. Y el parlamento brasileño era un escenario ideal para repetir la experiencia.

Y así fue, la campaña orquestada por los medios de comunicación, de manera casi absoluta controlados por la derecha reaccionaria, evangélica o monoposista, y gran parte del poder judicial, avanzó hasta conseguir que una Presidenta que no se encontraba imputada en delito alguno, fuera juzgada por un Congreso  en el que alrededor del 60% de sus representantes tiene causas judiciales pendientes, gran parte de ellas por corrupción. Los que pudimos asistir atónitoas a sus mediocres intervenciones en el Congreso, previas a la votación, vimos como gritaban recordando a alguno de sus familiares, que destituían a la presidenta para acabar con la corrupción y moralizar el país.

Esta semana, el Senado finalizó el show. No sé si para lavar su conciencia o intentar frenar la respuesta popular en las calles, que ya está aconteciendo violentamente reprimida, pero decidieron apartar a Dilma de la presidencia y no inhabilitarla políticamente. ¿Quizás su objetivo, tomar de nuevo el poder, ya estaba conseguido?

Ahora, se abre en Brasil un periodo complejo y lleno de incertezas. Quienes confiaban en la recuperación de la economía una vez que el PT está fuera del poder, están engañados. Todo proceso de estabilización económica necesita de estabilidad política, y el títere de la derecha, el traidor vicepresidente Temer, investido ahora como presidente, lo tiene difícil para llegar a las elecciones de 2018. Su rechazo popular antes del golpe ya era de más del 70% el més pasado y ahora va a tener que enfrentarse a la respuesta política y sindical que va a radicalizar sus acciones conforme intente desarrollar su programa de recortes sociales y privatizaciones.

Pero la izquierda no va a tenerlo fácil para recuperar el poder, El próximo octubre serán las elecciones municipales y a ellas, como es natural en todas las democrácias en tiempos de paz, las izquierdas se presentan divididas. Como señala Boaventura de Sousa, y de eso sabemos mucho en nuestro pais, “algunas ramas de esta familia tienen incluso más tradición de pactos con la derecha que con otras ramas de la familia. Por el contrario, en períodos de dictadura los entendimientos han sido frecuentes, aunque terminen una vez acabado el período dictatorial.”

Aquí radica nuestra esperanza i la de quienes militan también em la izquierda política y sindical brasileña: que el ejemplo de movimientos pactistas de la izquierda, como el uruguayo, el griego o el portugués, se desarrolle a partir de este momento de dictadura de guante blanco y que los esfuerzos que dieron lugar a los Frente Brasil Popular o Frente Pueblo sin Miedo cristalicen em uma alianza política lo antes posible.

Aquesta entrada ha esta publicada en ARTICLES, MOVIMENTS SOCIALS. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s